Vida Sana

¿Qué comer en verano? Consejos para comer de forma saludable

Consejos para comer de forma saludable

Durante el verano solemos descuidar lo que comemos, probablemente porque no queremos cocinar en vacaciones o porque los niños no están en el colegio y quieren platos divertidos. Lamentablemente caemos en la tentación de la comida chatarra, fácil de preparar y usualmente poco saludable.

Cómo mantener hábitos saludables en vacaciones

Las vacaciones son ideales para conocer nuevos destinos, otros aprovechan de descansar, pero lo común para todos es salir de la rutina diaria. Lo usual en verano es  ir a la playa para desconectarse de la ciudad, pero esto trae consigo comer en restaurantes con platos más  grandes y de menor calidad nutricional.

No obstante lo anterior, es posible darle una vuelta a esta situación sin alterar el presupuesto y ni sacrificar comodidad.

Frutas y Verduras los reyes del verano.

Para una dieta veraniega saludable, las frutas y verduras son lo primordial. Debido a su alto contenido de agua nos ayuda a estar hidratados, además son una rica fuente de fibras y vitaminas. Las frutas pueden convertirse en meriendas fáciles de llevar a cualquier lado. Mientras las verduras son un acompañamiento ideal sobre todo las que no requieren cocción.

Las frutas y verduras son alimentos indispensables para un menú playero saludable. Por el alto contenido de agua, al ingerirlas se hidrata el organismo. Son portadoras además de una gran cantidad de vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes naturales, que protegen las células de la piel al exponerse al sol.

La organización es la clave.

Lo ideal es cumplir con las cuatro comidas principales pero se vuelve difícil cuando los niños se levantan más tarde y no hay horarios definidos. Para esta situación el cooler es nuestro aliado si queremos comer cada 4 horas y tener siempre energía. Recuerda no interrumpir la cadena de frio de los alimentos.

 

No caigas en tentación

Salir a comer suele ser tentador: no cocinar, ni lavar platos, y darle el gusto de elegir que comer a cada persona de la familia. Debido a la alta oferta en zonas de veraneo, los restaurantes suelen competir utilizando 2 factores: o platos más contundentes que aportan más calorías o precios más bajos, utilizando el recurso de las frituras que termina siendo más rápido y económico para atender a más comensales.

Por estos dos principales factores es importante no salir a diario a restaurantes a menos que tengan una carta saludable en la zona donde estés vacacionando.

Mucha cantidad de bebidas

Lo recomendable es beber agua todo el tiempo, sin esperar a tener sed para hacerlo. Lógicamente, en verano las necesidades de hidratarse se incrementan debido a que las pérdidas por sudoración son mucho mayores. La clave es dejar de lado las bebidas azucaradas y bajar el consumo de bebidas con alcohol. Esto debido a que este tipo de bebidas acelera la pérdida de agua, eliminando incluso más líquido del ingerido.

Los doctores recomiendan hidratarse bien, para esto es necesario tomar de dos a tres litros de agua diariamente. Lo recomendable es que sean bebidas o infusiones sin azúcar, como té de hierbas, mate o tereré; amargos light, agua con limón, menta y jengibre, entre otras.

No olvidar los ejercicios físicos

Una alimentación saludable debe estar siempre acompañada por la realización de actividad física, aunque sin exigirse demasiado. Una caminata por la playa, fuera de los horarios de alta exposición solar es la mejor forma de ejercitarse. Jugar vóley, tenis playero o participar de las actividades de las playas o lugares de veraneo, como baile entretenido, rutinas aeróbicas, resultan actividades divertidas de ejercitarse.

 

Y por último, pero no menos importante, el factor mental no sólo te ayudará a cumplir con estos hábitos saludables, si no que los potenciará haciendo que tu cuerpo funcione mejor. Esto se consigue con un primer pensamiento en la mañana: DISFRUTA!

Sugerencias

Sobre el Autor

Entradas Relacionadas